jueves 18 de julio de 2019 - Edición Nº225

Fútbol | 9 abr 2019

Otro gol del costero Varela para Luján en la Primera C

Por segundo partido consecutivo, el delantero de Santa Teresita convirtió para su equipo que no pudo sostener la ventaja y empató 2 a 2 en el clásico ante Leandro N. Alem.


El clásico pintaba para festejo. Y casi termina en derrota. Es que Luján había cerrado un gran primer tiempo con una ventaja de dos goles. Pero en el complemento se replegó demasiado y Alem se lo terminó empatando en General Rodríguez. Así, el Lujanero dejó escapar un partido vital para meterse dentro del Reducido.

El derby del Oeste comenzó como todo clásico: trabado, luchado y parejo. Por momentos, ordinario. Y en esos primeros minutos el Lechero tuvo más la pelota y el terreno. Así, manejó sobre todo con el buen trabajo de Alan Cristeff y la peligrosidad en el ataque de Lucas Buono.

Sin embargo, Luján explotó los espacios que dejaba una defensa lenta. Y allí fue determinante Gastón Sánchez con su explosión. El volante avisó con un desborde, aunque el centro fue demasiado largo para Imanol Varela. Después, el “Polaco” corrió solo entre los centrales y definió apenas desviado.

Hasta que a los 19 se le escapó Varela a Acosta, el arquero Paz salió mal y le cometió un grosero penal que el propio delantero facturó con un remate fuerte y al medio. Así cortó una racha de dos penales malogrados. Y un par de minutos después Gastón Sánchez volvió a encarar con pelota dominada tras el pase de Federico Carneiro y esta vez su remate infló la red para poner el 2 a 0.

Alem era puro nerviosismo. Para colmo, su gente perdió la paciencia con el resultado en contra. En esos primeros 45 minutos apenas se acercó con un cabezazo de Víctor Meza que Ruhl manoteó al tiro de esquina.

Pero en el complemento, Cordone armó línea de tres en el fondo y mandó a la cancha a Piris que le cambió la cara al Lechero. A los 7, la armó el recién ingresado, Cristeff mandó el centro venenoso y Maxi Pighin en contra puso el descuento para darle vida al partido.

Luján se fue replegando demasiado cerca de Gustavo Ruhl. Y lo pagó caro. Porque antes de la media hora de juego Alem consiguió el empate con un bombazo de Maximiliano Rogoski que se clavó contra el palo.

El conjunto visitante estaba más preparado para defenderse que para atacar. Por eso, entre Varela y el resto había un campo de distancia. En el último tramo, fue puro corazón de un lado y del otro porque las piernas ya no respondían. En un tiro de esquina lo tuvo Leonardo Kulich.  Y a los 45 Santagatti pasó por primera vez al ataque y tuvo un remate violento que Paz salvó contra el palo.

FUENTE: elcivismo.com.ar

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS